Total de visualitzacions de pàgina:

dissabte, 24 de setembre de 2011

Los milagros



La gente huye del dolor, vive de espaldas a la muerte, a la enfermedad, a todo lo que nos recuerda la fealdad de la vida. Piensas que esas cosas sólo le pasan a los demás: que son los demás los que se estrellan con el coche, los que se quedan en silla de ruedas, los que pierden a un hijo.
Hasta que un día despiertas de tu sueño, de tu bendita rutina, de tus días grises y la vida te pega una ostia que te deja sin aliento, jadeando en el suelo y temblando de desesperación y miedo.
Y empiezas a disfrutas de las cosas, de los detalles, de la vida al fin y al cabo, y das gracias cada día a la vida, que te ha dado tanto. Y das gracias a Dios, tú que no eres creyente, que te casaste por lo civil y reniegas de las monjas, por un día más con él, a tu lado. Y empiezas a creer en los milagros

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada