Total de visualitzacions de pàgina:

dimarts, 11 d’octubre de 2011

El día que salgamos de la uci

Hoy viajaba en el metro camino del trabajo. Siempre me pasa igual. Imagino el día en que salgas del hospital y me pongo a llorar. No lo puedo evitar. Pienso en ese momento y me emociono tanto...
El día que salgamos de la uci tengo mil planes para tí. Sueño siempre con el momento en que se abran las puertas correderas de Sant Pau hacía la calle y veas el sol. Aunque ya sea casi Navidad y el sol sea tenue. Aunque llegaste en primavera y hemos visto pasar una estación tras otra desde los cristales.
Para nosotros ese día saldrá el sol aunque este diluviando. Será el final de un largo camino. Y pensaré que lo hemos conseguido, que hemos logrado traerte a casa.
Ese día es nuestra victoria y vamos a saborearla como se merece. Y sí, ya lo sé, todavía nos quedan batallas por ganar, pero de momento vamos a disfrutar de tenerte, que ya es mucho. Pienso disfrutar de cada día que pasemos juntos. 
Y ese día ya está cerca, seguro. Ese día se abrirán las puertas de Sant Pau, saldremos a la calle y celebraremos estar vivos, los tres, y estar juntos.

2 comentaris:

  1. Ese sueño cada día está más cerca, Verónica, y llegará el día en que te emociones al recordar ese primer día en casa. Yo no veo la hora de que Ada pueda conocer a Pol en persona, cuando pasen unos meses y os hayáis adaptado a la rutina hogareña :)

    ResponElimina